Los especialistas recomiendan que el radiador de un automóvil se limpie cada dos años, para mantener el motor en perfecto funcionamiento y con esto se mantenga el sistema de enfriamiento libre de óxido, formaciones y contaminantes.


El sitio Autocosmos.com recomienda usar para la limpieza del radiador: refrigerante, recipiente para el drenaje, manguera de jardín con boquilla, agua con jabón, cepillo suave, guantes de trabajo.


Instrucciones:


Con el cepillo y el agua con jabón deben eliminarse los restos acumulados en el radiador, tallando en la dirección de las rejillas. Cuando la parrilla esté limpia se debe enjuagar con la manguera hasta que los residuos hayan desaparecido.


Después se debe drenar el radiador sacando la llave de purga, para esto se deben usar guantes de trabajo, ya que el refrigerante del radiador es tóxico, después necesitas lavarlo con agua.


Para eliminar el resto del refrigerante se deben aplicar los siguientes pasos, según detalla el sitio wikiHow:



  • Colocar nuevamente la llave de purga del radiador
  • Utilizar una manguera de jardín con boquilla en el conducto, esto es con el fin de llenar el radiador hasta que se vea la línea del agua.
  • Arrancar el carro y dejarlo encendido durante 10 minutos, después dejar que el automóvil se enfríe.
  • Retirar la llave de purga y dejar que el agua nueva drene en un recipiente. Repetir ese proceso 2 o 3 veces.
  • Pueden comprarse soluciones de limpieza de radiadores para añadir el agua. Asegúrate de drenar toda la solución antes de volver a llenar el radiador con el refrigerante.
  • Por último, se debe añadir nuevo refrigerante, donde lo ideal consiste en combinar 50 % de agua destilada y 50 % restante de anticongelante.